Menu

 

¿Qué hacer con los sobrantes de alimentos?

A todas las cocineras nos pasa de vez en cuando, que nuestros comensales traían poca hambre, no pudieron llegar a cenar, o simplemente se nos pasó un poco la mano con la cantidad que pusimos en la olla y ahora tenemos unos pocos restos por aquí y por allá, pero ¿qué hacer con ellos? Si los dejamos en el refrigerador suele caducar pronto si nadie recuerda que está guardado y algunas veces los miembros de la familia no desean “repetir” platillo o comer “recalentado” por varios días seguidos, así que tenemos que arreglárnoslas para “reciclar” ingredientes o convertir y disfrazar platillos en nuevas preparaciones que engañen al paladar acostumbrado.

El congelador, el mejor amigo de los sobrantes. Cuando sobra caldo, lo mejor es colarlo y congelar ese consomé para utilizarlo en futuras preparaciones. También cuando el sobrante es pollo, carne, marisco, etcétera, puede guardarse ya cocido y desmenuzado, para que esté listo para descongelarse y agregarse a alguna preparación, como ensaladas o guisados rápidos. De igual manera cuando existan sobrantes de verduras, pueden acomodarse cada vez en algún contenedor especial que hayamos destinado previamente para ello y cuando esté lleno, usar estas verduras frescas y congeladas para hacer una sopa o un caldo que nos sirva de entrada, o una crema para acompañar un plato fuerte. Con los restos de fruta picada que guardemos en el congelador, podemos preparar smooties o licuados refrescantes, llenos de fibras y antioxidantes para el desayuno.

Cacerolas y guisados al horno.– Con los sobrantes de carnes y vegetales, pueden hacerse pasteles de carne, carne con patatas, carne con zanahorias, en fin, muchas combinaciones. Las cacerolas son platillos que suelen contener muchos ingredientes y que solo necesitan 3 cosas: mezclar, condimentar y hornearse, así que dale rienda suelta a tu imaginación con la combinación de sobrantes con nuevos ingredientes agregados; por ejemplo, un pastel azteca con el sobrante de pollo o de barbacoa. Al horno también pueden hacerse cubitos de pan duro, para agregar después a sopas y cremas, o moler el pan duro para utilizarlo para empanizar.

Proteínas animales.- Con un sobrante de pollo, pescado o carne cocidas se pueden hacer mil y un combinaciones, como chilaquiles, enchiladas, sandwiches, tortas, stir-fry con verduras, ensaladas, y demás, por lo que estos “sobrantes” suelen ser muy beneficiosos de aprovechar para la elaboración del menú de días posteriores a su preparación. -USE_LEFTOVERS_-_MARK_OF_A_GOOD_COOK_-_STUDY_YOUR_'ARMY_COOK'_FOR_RECIPES,_IDEAS-_-_NARA_-_515949

Lo que en realidad se necesita es una mezcla de valentía y osadía, así como de ingenio en la cocina para poder hacer combinaciones sorprendentes con sobrantes de comida. Lo que si puedo decirles es que la mayor parte de los platillos guisados suelen tener un mejor gusto “recalentados”, ya que al quedarse un par de noches en el refrigerador, suele re-hidratarse la comida con su propia humedad, haciendo un tipo de marinado que le da mejor consistencia y sazón. No dudes en aventurarte al arte de “re-cocinar lo cocinado”

Matrioska Comunicóloga de profesión, 28 años, ama de casa de tiempo completo y mamá desde hace casi 3 años de un munchkin muy divertido. Amante de la cocina y el buen comer, de las manualidades y los remedios caseros. “Diosa Doméstica” que gusta de leer, cantar y demás placeres de la vida que despeinan.

 

Fuente: Amor de Hogar

Bookmarked By

Categorias:   Uncategorized

Comentarios